Colección: El león duerme

El mundo yacía chamuscado y la melena del león colgaba pesada, pero no se perdió la esperanza. Como si fuera una señal, llegó la temporada de lluvias, trayendo consigo un alivio muy necesario.