Colección: chamuscado

Cuando no quede nada, una vez que lo hayamos destruido todo, lamentaremos la belleza que dejó de morir.